Hablamos con... .

Angela, con la necesidad de aportar su granito de arena a un consumo más responsable, se mudó a León y emprendió un negocio de compra de productos a granel.

En 2018 nació Lulo Granel y desde el año 2019 son nuestros clientes. Hoy tienen una gran comunidad que les acompaña y que se preocupa de por el zero-waste.

¡Vamos al grano!

+ 0
Comunidad #LuloGranel
+ 0
Referencias ecológicas
0
Referencias ecológicas

Cuéntanos...¿Cómo y cuándo nació el proyecto?

Surgió en el verano de 2018, cuando en unos de mis viajes a la ciudad de León, me di cuenta de que no había ninguna tienda de este tipo. Además, en ese momento, no tenía trabajo y mudarme a una ciudad pequeña cada vez me llamaba más la atención, así que lo vi como una oportunidad de cambio.

¿Quién está detrás de Lulo Granel?

Detrás de Lulo está Angela, madrileña de nacimiento pero hija adoptiva de varios sitios, toda mi familia es de León, por eso, todos los años, pasaba varios días allí. Estudié Biología, nunca me dediqué a ello, pero siempre he estado vinculada y preocupada por todo aquello que pueda afectar al medioambiente. También está Ana, mi compañera en la tienda, que hace que el trabajo sea más fácil.

¿Cómo os definís y qué valores os caracterizan?

Lulo es un espacio en el que la gente por un momento deja atrás todo ese consumismo y materialismo que nos rodea hoy en día. Es una tienda donde vas a comprar algo, pero esta tienda te da la oportunidad de que tu compra sea más consciente, que pienses antes de comprar: llevar tus envases para no generar más residuos, pensar en comprar la cantidad que realmente vas a consumir…aquí no hay ofertas 2×1 o 3×1 que te inciten a comprar de más.

Defendemos la responsabilidad, el respeto y la transparencia.

Angela Fernández, fundadora de Lulo Granel.

¿Qué diferencia a vuestra tienda del resto?

Aquí puedes venir y comprar con tus propios envases y eso, hoy por hoy, es una gran diferencia con cualquier otro comercio. Además, puedes comprar la cantidad que tú quieras, nadie te obliga a llevarte un kilogramo de nada. El trato con el cliente es más cercano, al ser un comercio pequeño, nos permite conocer a casi todos nuestros clientes, poder hablar con ellos, saber qué les gusta, algo que no puedes hacer en una gran superficie.

Llevamos trabajando juntos desde 2019, ¿cómo ha sido la evolución desde entonces?

La verdad es que no nos podemos quejar, viendo los años que nos ha tocado pasar con la pandemia. Desde que empezamos, hemos visto que el negocio va, poquito a poco, cada vez mejor, cada vez se van animando más a hacer la compra en nuestro establecimiento y, aunque es a un ritmo bastante lento, estamos muy contentas de que se estén concienciando más.

¿Cuál es vuestro reto más inmediato?

Cada año empezamos con el objetivo de aumentar el número de clientes habituales con respecto al año anterior, pero el objetivo que realmente perseguimos con más tesón es conseguir que cada vez más gente se dé cuenta de la importancia de consumir lo más local posible, que la reducción de residuos es algo muy importante y que deberíamos incorporarla a nuestras vidas.

A nivel de tienda, nos gustaría incorporar un frigorífico para poder ofertar algún producto fresco.

Todavía no tenéis tienda online, ¿cómo veis el futuro de éstas?

Lo tenemos en mente, y creo que cada vez la demanda es mayor, es algo a tener muy en cuenta hoy en día. Aunque que esté  siempre vinculada a un espacio físico, porque necesitamos ver, oler y sentir.

Necesitamos ver, oler y sentir lo que compramos.

Angela Fernández, fundadora de Lulo Granel.

Seleccionar proveedores no siempre es sencillo, ¿en qué os fijáis para elegirlos?

Sí, no es una tarea nada fácil. Buscamos que el producto sea lo más cercano posible, aunque muchas veces es difícil. También buscamos que sean responsables con el medio ambiente y con sus trabajadores.

¿Qué os gusta de Vegadénia como proveedor?

Que el producto es nacional, hecho con mucho mimo y cariño. Desde el primer día que nos conocimos pudimos ver la emoción y el trabajo que hay detrás de cada producto que sacáis al mercado  y, además, todo está muy rico y a nuestros clientes les encanta.

TOP3 Vegadénia:

Paté eco de zanahorias, nueces  y albahaca; la Sobravegana y la mermelada de naranja con cacao.

Habladnos de vuestros clientes, ¿cuál es el perfil más destacado?

Tenemos clientes de todo tipo, los más habituales de entre 35 y 55 años. Hay gente muy joven que se acaba de independizar, o está estudiando. También gente mayor, sobre todo personas que viven solas ya que pueden comprar cantidades pequeñas y también se acercan a curiosear cómo es eso de comprar otra vez como cuando eran pequeños.

Para finalizar, cuéntanos qué dicen tus clientes sobre Vegadénia

Están muy contentos y se quedan con la calidad y el sabor de los productos. Tenemos bastantes clientes vegetarianos y veganos que les chiflan vuestros patés, ya que no es fácil encontrar la variedad que vosotros ofrecéis, y… ¡La mermelada de naranja con cacao vuela!

Carrito de compra
Abrir chat
¿Te ayudamos?
Mi carrito
El carrito está vacío.

Parece que aún no te has decidido.